Antoni Gaudí

Quise empezar con este a señor por ser lo más característico de Barcelona, aunque nacido en Tarragona, amante de Catalunya, la naturaleza y la religión.

Fue, es y seguirá siendo uno de los grandes arquitectos de la historia; máximo exponente del Modernismo que luego fue mutando a un estilo personal único e inclasificable.

Totalmente inspirado en la naturaleza y las formas orgánicas.

Fue incursionando con colores, texturas y materiales como la cerámica, el vidrio, el hierro y la madera; de los cuales salieron sus dos más grandes y reconocidas técnicas: el arco catenario y su famosísimo “trencadís”.

El arco catenario se obtiene invirtiendo la forma que adopta una cuerda sostenida por sus extremos, fue ideado y usado por Gaudí a partir de los años 1880.

El típico trencadís (AMO esta técnica) que sería básicamente la utilización de restos de azulejos de distintos colores, texturas y formas. Lo usó para revestir muchísimos de sus espacios.

Una rápida línea del tiempo de sus obras más reconocidas:
En 1883 toma la dirección de las obras del templo de la Sagrada Familia (inconclusa hasta el día de hoy, y se pretende finalizarla en el 2026, aniversario número 100 de su muerte).
En 1990 empieza el Park Güell, una urbanización de lujo en una colina.
En 1904 comienza las obras de la Casa Batlló, un edificio preexistente.
En 1905-1906 inicia la construcción de la Pedrera.
En 1926 muere a los 73 años atropellado por un tranvía. ¿¡Que loco no!?

El mundo recorrido por este artista es tan extenso, fascinante e inspirador en todos los aspectos, que es imposible expresarlo en un solo post…

Fanáticos de Gaudí y/o la arquitectura: ¡tranquilos! Vendrán más posteos y serán exclusivamente sobre las 4 apasionantes obras que cite arriba. Estén atentos 😉

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *